Juegos

Entre los juegos a los que solían jugar los niños de Menoyo están:

Caraban: Juego que consistía en que uno tenía que ir atrapando a todos los demás. A medida que los iba capturando se iban uniendo en una cadeneta que ayudaba al primero a capturar a los demás, yendo cada uno por un lado diferente. Cada vez que se cogía a uno se le decía “chito” (por eso también se solía llamar carabanchito).

Cambocho: Para este juego se usaban dos palos, uno corto y acabado en dos puntas y otro más largo que era el que se usaba para lanzar. El juego consistía en lanzar el “cambocho” (el palo pequeño) lo más lejos posible. Para lanzarlo se dejaba el cambocho en el suelo procurando que una punta quedase un poco levantada. Con el otro palo se le daba un golpe fuerte que lo hiciera saltar y cuando estaba en el aire se le volvía a dar mandándolo lo más lejos posible. A veces se marcaba un cerco en el suelo y el juego consistía en meter el cambocho en él.

Castro: Era el nombre que se le daba al juego de las tres en raya.

Silbato: Los chavales del pueblo solían hacer silbatos con ramas de nogal o de higuera al principio de la primavera. Se hacía un agujero en la corteza en la zona central del silbato y se daba un corte alrededor del palo un poco más adelante. Luego se le daba golpes con el mango del cuchillo para aflojar la corteza y sacarla entera. Después se hacía un agujero en medio vaciando un trozo de médula y se daba forma de boquilla a un extremo. Por último se volvía a poner la corteza. Mientras se golpeaba el palo para quitar la corteza se iba cantando una canción:

Suda, suda
Matasuda
Sudaré para el día de San José.
San José ya se ha pasado
y este palo no ha sudado

No hay comentarios: