22 dic. 2009

Lucha contra el escarabajo de la patata

La llegada a la península del escarabajo de la patata, justo después de la Guerra Civil, cuando tan escasa era la comida, obligó a tomar medidas en un intento de controlar esta plaga:
EXCMA. Diputación Foral y Provincial de Alava
Dirección de agricultura y ganadería
La lucha contra el escarabajo de la patata
Habiendo comprobado esta Dirección de Agricultura y Ganadería que en algunos pueblos no pagan las Juntas Administrativas en su justo precio los insectos y larvas presentados, ya sea por los niños de la Escuela o por particulares que a ello se quieran dedicar y, en otros, que algunos vecinos no luchan contra esta terrible plaga con el celo que todos hemos de luchar para poder salvar la cosecha de patata, y con ello de la ruina a nuestra Provincia, esta Dirección, siempre de acuerdo con la Jefatura Agronómica de Álava pone en conocimiento de todos los labradores alaveses:
1º) Que tengan muy en cuenta y principalmente los regidores o Alcaldes de Barrio las normas dadas, con fecha 17 de abril, por la Diputación sobre el Plan de Lucha contra el escarabajo de la patata en la actual campaña, las cuales han sido profusamente repartidas por todos los pueblos de la provincia.
2º) Que según ellas diariamente (pues esto sirve de mayor estímulo a los niños principales colaboradores en esta campaña) se efectuará el pago de la recogida de hojas con puesta de huevos e insectos.
3º) Que todos los pueblos están autorizados, para hacer frente a los gastos originados en esta lucha, a realizar una derrama proporcional a la total superficie cultivada de patata en sus respectivos términos.
4º) Que todos los focos de escarabajo, absolutamente todos los de sus pueblos, han de ser tratados ya por recogida a mano cuando se trata de insectos perfectos y puestas de huevos, ya con pulverizaciones de Arsenicales cuando se trate de larva.
Si alguno se niega a realizar esta labor se le obligará por las autoridades del pueblo a realizarla debidamente y en un plazo brevísimo, dando cuenta de ello a la Diputación para que ésta le aplique la máxima sanción que pueda caer sobre él.
Vitoria, 3 de Junio de 1942
El Ingeniero-Director
Incluso se solicita la ayuda del cura y de los maestros en la lucha contra la plaga, como demuestra esta carta dirigida al cura del pueblo:
Diputación Foral de Álava
El Ingeniero Director de
Agricultura y Ganadería
Vitoria, 29 abril 1943
Muy Señor mio: Se ha remitido por esta Dirección de Agricultura, a todos los Alcaldes de Barrio de la Provincia, una circular conteniendo normas para la lucha contra el Escarabajo de la patata en la presente campaña, cuyo ejemplar le adjunto.
La importancia de esta lucha es tal que con solo anunciarla huelgan los adjetivos, ya que en las actuales circunstancias es de primordial interés este cultivo, tanto por ser indispensable como base de alimentación de todos los que viven en medios rurales, como por constituir la fuente principal de recursos de la provincia ya que su exportación ayuda a la solución de los problemas de alimentación y siembra de otras provincias.
Por ello y dada la indudable ascendencia que para bien de nuestra querida provincia, gozan en los pueblos sus Sacerdotes y Maestros, esta Dirección solicita su valiosa colaboración para que aconsejando a los labradores la conveniencia de cumplir escrupulosamente la circular aludida, podamos tener la seguridad de que, obedeciendo a sus consignas y guiados por sus provechosos consejos, logremos el fin que nos proponemos: la salvación de la cosecha y con ello evitar la ruina del labrador alavés.
Aparte de las cantidades que las respectivas alcaldías de Ayuntamiento o de Barrio han de abonar en cumplimiento de las normas 2ª y 7ª de la circular de la Diputación Foral sobre la lucha contra el escarabajo, la Caja Provincial de Ahorros de Álava, ha concedido en la misma forma que la pasada campaña, la cantidad de 15.000 pesetas con objeto de premiar a quienes demuestren mayor actividad y celo por los problemas del campo en especial en la lucha contra el escarabajo.
Lo ponemos directamente en su conocimiento con objeto de evitar las omisiones, pocas en realidad, a que dio lugar su desconocimiento el pasado año y para que a su debido tiempo (terminada la campaña) ponga Vd. En conocimiento de esta Dirección los datos concretos de la labor efectuada con el visto bueno de la Alcaldía de Ayuntamiento o Barrio respectiva.
Muy reconocido a su valiosa colaboración, con la que no dudo he de contar, queda de Vd. Atto. Afmo. s. s. q. e. s. m.