Curiosidades en torno a la ermita de Etxaurren

Numerosos detalles recogidos de los libros del archivo nos dan información de la relación de la gente de Ayala con la Virgen de Etxaurren:

Los padres ofrecían a sus hijos en las enfermedades con el fin de que la Virgen los curase.

Se recogía la limosna en grano por las puertas de los caseríos de nuestros pueblos.

Los vecinos labraban y sembraban las fincas de la ermita, cuyos beneficios eran para su mantenimiento.

Son frecuentes los donativos o legados de gentes de la zona. Entre los donantes más insignes merecen citarse: Francisco de Retes (1.714). Juan de Echaurren, nacido en Salmantón (1.716). Esteban de Echaurren, natural del barrio de este nombre y residente en Sevilla, con cuyos bienes se doró el retablo. La más importante donación la hizo J. del Campo Angulo, Marqués de Mejorada, que poseía en Menoyo cuatro casas, en 1.678. Aún hoy día se siguen recibiendo algunos legados y donaciones de importancia que ayudan a mantener el santuario.

Las limosnas nos hablan de personas de relieve y de emigrantes, que recuerdan la ermita de Etxaurren.

Las inscripciones a modo de exvotos que había en el Santuario, y que hoy han desaparecido, manifiestan la devoción que a la Virgen de Echaurren tenían los fieles de estos pueblos. Estas inscripciones eran:

1ª En medio del retablo y a los pies del trono de la imagen, en letras doradas ponía: "Este retablo se doró á costa de los bienes de D. Esteban de Echáurren, vecino de Sevilla, natural de este barrio de Echáurren en el año de 1.734".

2ª A la mano del púlpito y en la parte más próxima al retablo, en un cuadro deteriorado por las huellas del tiempo, se leía: María Jabiera de Partearroyo, hija legítima de Miguel de José de Partearroyo y de María Cruz de Ulivarri, vecinos de Izoria, estando muy enferma de viruelas, la ofrecieron misas y poner su retrato en Nuestra Señora de Echaurren. Mejoró y sanó. Sucedió el ofrecimiento en 2 de Diciembre de 1730".

3ª En la parte derecha del púlpito, bajando del retablo, después de un pequeño altar, que ya no existe y en cuyos diminutos, pero muy expresivos relieves que adornaban la parte superior figuraba el misterio de la Beatísima Trinidad había en el lienzo de la pared esta inscripción moderna: "Juan de Viña, vecino de Menoyo, regaló el vestido que hoy adorna la Virgen y reformó la capilla a sus expensas. Año de 1856".

4ª Frente al pequeño altar referido, hacia la puerta, había erigido otro que formaba simetría con un cuadro grande de la Virgen del Carmen, a cuyo pie se leía: "En este altar hay cofradía de la Virgen del Carmen y licencia para imponer y bendecir escapularios. LAUS DEO".

En 1959, dada la importancia que el culto a la Virgen de Etxaurren tiene en la zona se dirige una petición al obispo:

Excmo. Rvdmo. Sr.
El que suscribe, Pedro María Anda y Aizpuru, Cura Economo de la Iglesia Parroquial de San Julián Mr., de Izoria, Arcipreztasgo de Ayala, Diócesis de Vitoria, a Vtra. Excia. Con todo respeto expone:
Que existe en la cima de un monte céntrico para varios pueblos de esta comarca un Santuario dedicado a la Ssma. Virgen con el título de Echaurren, al que los fieles de estos pueblos profesan singular devoción, por lo que los sacerdotes hemos creído conveniente trabajar para que sea un centro de irradiación Religiosa y de Devoción Maríana. Para ello se celebran las festividades tradicionales con el máximo esplendor y se ha organizado una Novena anual con Sta. Misa dirigida y novena con meditación asimismo dirigida y a petición de los mismos fieles se visita todos los Primeros Sábados de mes con nutrida concurrencia para asistir a la Sta. Misa. Nos ha parecido conveniente que para afianzar más esta devoción y para ligarla más íntimamente a la Jerarquía Eclesiástica nos ayudaría el que tuviera algunas gracias espirituales esta devoción por lo que

Solicita de Vtra. Excia. Rvdma. Se digne conceder CIEN DIAS DE INDULGENCIA cada vez que se salude a Ntra. Sra. De Echaurren, desde cualquier lugar, con una inclinación de cabeza.
Es gracia que espera obtener de Vtra. Excia. Rvdma. Cuya vida guarde Dios muchos años.
Izoria, a 31 de octubre de 1.959.

La respuesta a esta petición llegó rápidamente y es la que a continuación se copia:


Por cuanto nos consta de la fe y devoción, que los fieles de los pueblos, que circundan el Santuario de Nuestra Señora de Echaurren profesan a Nuestra Señora la Virgen María, en la devota Imagen, que en el mismo se venera y con el fin de conservar y aumentar, en lo posible la devoción a Nuestra Señora, por las presentes concedemos CIEN DIAS de verdadera indulgencia, en la forma acostumbrada por la Iglesia, a todos los fieles, que mirando al Santuario, inclinen reverentes su cabeza y recen un “Ave María”.
Vitoria, 9 de noviembre de 1959

No hay comentarios: