16 feb. 2008

El dolmen de las Campas de Oletar (I)

Forma parte de la estación megalítica de Añes, compuesta por tres monumentos megalíticos llamados: "Campas E.", "Campas W." y "Campas de Oletar". El conjunto fue descubierto por Andrés de Aguirre en 1919 y dado a conocer el mismo año en la publicación "Euskalerriaren Alde". En la zona se conoce como el "Mato de las Brujas" y se dice que hacían los aquelarres bailando a su alrededor.
Se encuentra a 576 metros sobre el nivel del mar y su emplazamiento tiene un especial interés porque se halla en un cruce de caminos que van hacia Salmanton y Menoyo, por una parte, es decir, hacia el valle formado por el circo que determina Sierra Salvada, y, por otra, el camino que asciende hacia la sierra por el pico del Aro.
Desde el punto de vista pastoril representa un punto interesante y es el de hallarse situado junto a uno de los pocos caminos que facilitan el ascenso hacia la sierra desde el valle donde se situa Menoyo y los demás pueblos de la zona. Este camino es el que facilita la subida a la sierra del ganado durante el verano.
Se trata de un dolmen de planta rectangular o dolmen simple. Se conservan tres de las losas primitivas, pero se sabe que alguna parte fue aprovechada para la edificación de una pared cercana. Dos de las tres, las del lado norte, están de pie, ligeramente inclinadas por el peso hacia el centro de la cámara, mientras que la tercera aparece como corrida y desplazada hacia el exterior, movimiento que probablemente ocurrió durante la construcción del dolmen y que no fue rectificado. Esta losa forma la pared Sur del monumento y se halla fuertemente inclinada pero no incada en la tierra. La orientación del monumento es Sur-Este, respecto del Norte magnético. La posición de las losas determina un espacio cuadrangular de cámara, en el cual el espesor de la tierra es de 1'30 metros hasta el suelo natural. A 0'80 metros de profundidad aparecen en la cámara capas de arenas amarillas y rojizas alternando con capas más claras.

No hay comentarios: