El dolmen de las Campas de Oletar (II)
El túmulo del dolmen es de dimensiones regulares y circular. Se aprecia fácilmente que no es de construcción desordenada o un simple acumulamiento de piedras, sino que su arquitectura responde a un plan. En general está constituido por piedras calizas entre las que se hallan algunas areniscas y por lajas, algunas muy planas. En él se pueden distinguir dos tipos de construcción:
  1. Un anillo exterior de más de 3 metros de anchura, en el que las lajas de caliza se hallan inclinadas hacia el centro del túmulo, algunas de ellas hincadas en el suelo. Otras simplemente tendidas sobre el plano ascendente del túmulo.
  2. A partir de este anillo exterior y en la zona próxima a la cámara, en la anchura de un metro y en el punto en que el plano ascendente del túmulo forma el rellano de la cámara, las losas aparecen tendidas en sentido horizontal como apiladas. Aquí las losas tienen unas dimensiones de longitud variable entre los 0'30 y los 0'60 centímetros.

El túmulo presenta una particularidad: en diferentes puntos y a una profundidad de 20 centímetros aparecen señales evidentes de un fuego que debio realizarse antes de la formación del actual suelo externo del túmulo. Aparecen grumos de barro recocido a modo de pellas de tamaño variable que llega hasta los 6 centímetros de diámetro. Aparecen estos grumos reunidos en torno a determinados puntos como si hubieran formado varias hogueras. En la proximidad de estos centros se produjeron algunos hallazgos pertenecientes al ajuar del dolmen unidos a huesos humanos muy fragmentados, muchos de ellos ennegrecidos por el fuego donde fueron colocados. Estos huesos calcinados aparecen predominantemente en la proximidad de la cámara donde están unidos a útiles de silex.

El túmulo parece haber servido posteriormente para nuevos ritos, posiblemente enterramientos, u otras características poco conocidas. Se aprecian en el túmulo restos de escorias de hierro y sobre todo buena cantidad de cerámica a torno, arenosa y rojiza, en otros casos amarillenta, que recuerda a la cerámica medieval.

No hay comentarios: